Cómo elegir el mejor embalaje para los envíos de tu tienda online

Si tienes un negocio online, necesitarás material de embalaje para hacer llegar tus productos hasta las manos de tus clientes en perfectas condiciones y con un sello de autenticidad que te diferencie de las demás marcas y que enaltezca la experiencia de compra de tu público.

Para esto deberás tomar una serie de decisiones en cuanto al tipo de empaque, el material de relleno y sellado, la cantidad que debes comprar, los costes que debes tomar en cuenta, cómo personalizarlo, etc. Y es que ya debes saber que este aspecto de tu envío puede ser definitivo a la hora de fidelizar a tus consumidores.

Y es que piensa en que si el pedido tarda en llegar, incluso llega después de la fecha tentativa para la entrega, y el cliente recibe una caja de cartón demasiado grande o demasiado pequeña para su producto, con golpes y material reutilizado para el relleno, no querrá repetir su compra contigo. Todo lo contrario a una entrega rápida, con una buena presentación y con un empaque personalizado que le haga sentir parte de una experiencia premium.

Hoy en día, el embalaje debe cerrar con broche de oro el ciclo de venta online, el cual debe ser impecable desde que el cliente entra a la página web del negocio, hasta que, finalmente, recibe el producto en sus manos.

El embalaje que utilices debe ser funcional de acuerdo a tu tipo de producto, protegerle durante el proceso de envío y trasmitir la personalidad y valores de tu  marca. En fin, ser coherente con tu negocio.

Si en tu caso, te encuentras decidiendo cual será el embalaje para el envío de tus productos por primera vez, o quieres hacer un cambio que mejore la experiencia de compra de tu público, aquí, hemos elaborado una guía práctica para que puedas decidir que tipo de embalaje es el ideal para ti. Para esto, hemos consultado con los expertos en maquinaria y material de embalaje de BV Pack.

Pero, antes de comenzar, debemos acotar que cualquiera de estos consejos deberás aplicarlos a tu caso en particular, ya que los materiales y estrategias variarán dependiendo de tu tipo de producto y sus necesidades.

Calcula bien la medida de tus paquetes

En primer lugar deberás de calcular la medida adecuada para tus paquetes, ya que así es como podrás saber que tamaño debe tener el empaque.

Mide el objeto a enviar y calcula el volumen necesario para ello. Además también debes pensar en cuando envías dos o varios productos de diferentes tamaños y que debes tener cajas en donde puedan caber todo.

De hecho, si no estás seguro de cual tamaño escoger, muchas empresas en el sector de embalajes te ofrecen muestras de sus productos para que puedas decidirte por la que más te conviene. Tienes un catalogo para probar entre cajas de envíos, sobres acolchados y bolsas herméticas, de forma que puedas comprobar sus dimensiones y calidad.

No te olvides de tomar en cuenta el peso de tus productos

A la hora de elegir el tipo de embalaje para tu producto, no solo es importante saber su dimensión, sino también su peso.

Esto porque si se trata de un envío con un peso superior a los  8 kg, lo más recomendable es adquirir cajas de solapas de canal doble. Esto para proteger a tu producto de  posibles roturas que puedan producirse durante el transporte si el material no es adecuado para soportar su peso. Mientras que, para pesos inferiores a los 8Kg, no hay que tomar tantas precauciones, y se pueden utilizar cajas de canal simple para el envío.

Elige el embalaje principal para tu producto

Una vez tengas calculadas las medidas, debes elegir el embalaje adecuado según el peso y tamaño de tus productos. El material más recomendable para envíos del comercio online es el cartón, ya que es más resistente ante los golpes que puedan darse durante el traslado de la mercancía y porque ofrece una amplia variedad de tipos y tamaños en el mercado, los cuales se adaptan a cualquier necesidad.

Por ejemplo, si tu empresa necesita cajas pequeñas, los expertos en materia recomiendan utilizar cajas troqueladas automontables, mientras que si lo que necesitas son cajas  de 12 / 14 cm., más bien puedes escoger una caja troquelada para envíos. Y finalmente, para cajas de tamaños mayores, las ideales son las solapadas.

Incluso, algunas agencias tienen servicios especializados en donde se ofrecen a crear la caja con las medidas y el material que elijas, atendiendo a las necesidades especificas de tu negocio.

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email