La tecnología en el mundo de la asesoría

Las asesorías o los despachos profesionales son más conscientes de lo importante que es usar la tecnología para su trabajo. En Trámites Fáciles Santander nos aseguran, en base de su experiencia, que aprovechar las ventajas tecnológicas son vitales para ellos y la agilización de su trabajo.

Una nueva era

En la denominada era industrial 4.0, la que ha termina por pedir a las asesorías que se pregunten si deben sumarse al 100% al tren tecnológico, hay que hacerse alguna pregunta que otra.

Se acostumbra a hablar mucho en estos tiempos que vivimos sobre la transformación en el terreno digital, pero tampoco podemos decir que haya un concepto sobre la misma. Existen multitud de versiones, pero si que es una era nueva y gran oportunidad para que las empresas puedan adaptarse a una nueva época e inventarse, siempre en una clara apuesta por las la tecnología.

¿Qué clase de plataformas pueden ayudar al crecimiento de la asesoría?

En este sentido, las redes sociales, si se les da un buen uso, hacen posible que con costes reducidos se pueda llegar promocionar el despacho, ya que son gratuitas. Con las redes sociales es posible la interactividad con los clientes, donde se pueden ir publicando noticias que sean de importancia por ellos.

Otra de las herramientas importantes son las páginas web. En el siglo que vivimos, buscar lo que queremos o necesitamos mediante Internet es vital.

En el momento en que una empresa se pone a buscar asesoría, o cuando un freelance la busca, o los particulares, todos acuden a la red de redes. Esto hace que sea evidente lo importante que es este tipo de acciones para que un despacho profesional pueda ser visible y tenga una web con la que podamos conocer todos los servicios que ofrecemos y las personas que trabajan en este proyecto.

Uno de los grandes problemas es que hay bastantes despachos profesionales que son de la idea de que los costes que tienen las webs son caros, pero no analizan más. Hay que pensar que si alguien busca una asesoría y no tenemos la nuestra, va a ser posible que no nos localizan y se pueda perder el cliente. Habrá algunos que piensan que puedan darse a conocer por otra serie de medios.

Nos pueden llegar a recomendar por tener una gestión buena y eso es fundamental, pero en los tiempos que vivimos, la realidad es bien distinta, todos vamos a buscar información sobre lo que vamos a necesitar en la red de redes.

Existen más herramientas, como los programas que hay en la nube. Estaremos todos de acuerdo en que los cambios al principio siempre suponen un coste importante, pero hay que pensarlo bien y valorar los muchos beneficios que ello puede suponer.

Algunas de ellas son que la información que tengamos estará totalmente segura, no vamos a tenerla en un ordenador en el plano físico, trabajando y compartiendo la información con los clientes, con independencia de donde se vayan a encontrar.

Hay una gran cantidad de aplicaciones en la nube que nos permiten todo esto, pudiendo dar servicio sin que haya que estar ceñido al horario habitual, añadiendo que ofertar todo ello a los clientes, se pueda aportar el valor añadido y diferenciándolo frente al resto.

Parece evidente que todo ello es de gran influencia en la actitud que se tome sobre la implantación mayor o menor de la tecnología en los despachos. Hablamos de la actitud que es precisa de cara a afrontar los nuevos cambios en el cambio de la transformación digital. Lo mismo podríamos decir de la actitud que se neceista para afrontar esta clase de cambios.

Conclusiones:

La actitud debe ser positiva y en especial disponer de mente abierta pensando que todo lo que pueda marcar las diferencias a nivel profesional frente al resto de otros profesionales puede merecer mucho la pena.

Todavía, aunque cada vez menos, nos encontramos en esos años donde se mezcla la gente que está muy metida en tecnología con otra, la de los profesionales de mayor edad, que en muchos casos optan por no aprovechar todo el potencial que ello supone.

Nosotros podemos aprovechar esta ventaja competitiva e ir creciendo, aprendiendo y sacando rédito a la inversión que podamos realizar en este y en otro sentido.

Esperamos que esta información os haya sido de verdadera utilidad, pues es realmente una magnífica opción para muchas asesorías y despachos. No nos quedemos en el punto de pensar que será una inversión como gasto, sino como una futura ganancia que nos facilitará además el trabajo en buena manera.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email