La importancia de los formularios en las webs

Cualquier negocio o empresa hoy en día debería tener una página web. Eso está claro ya que es una oportunidad para dar a conocer los servicios y hacer negocio. 

Para esto último, no hace falta que sea una tienda online. Se puede conseguir clientes fácilmente a través de los formularios. Son muy útiles para captar clientela y fidelizarla. En la web se ven diferentes campos que los usuarios tienen que rellenar, mientras que cuando se envían las empresas reciben un correo electrónico con toda la información que han incluido los usuarios.  

Además, existen diferentes tipos de formularios en función de la finalidad del mismo. Y en este artículo vamos a conocer los distintos tipos de formularios que debería incluir una web de empresa en función de sus objetivos.

Tipos de formularios web

· Formulario de contacto

Cualquier web debería tener un formulario de contacto. Es el más simple de todos y ofrece multitud de ventajas. Aquí personas interesadas en tus servicios o productos podrán incluir sus datos de contacto y explicar qué es lo que quieren saber de tu empresa como horario, precios o disponibilidad de determinados productos. Deberías poner por ejemplo el campo de teléfono como obligatorio para poder ponerte en contacto con los potenciales clientes. 

Los formularios de contacto son una oportunidad para captar a los usuarios que visitan tu web. Se pueden poner en la página de inicio o por ejemplo, dentro de cada producto como los tiene la web de Liquistock. De esta manera, cada persona interesada en cada uno de los lotes se pone en contacto con ellos a través de los formularios. 

· Formulario de reserva

Dependiendo de la tipología de tu negocio el formulario de reserva puede ser muy interesante. Por ejemplo, si tienes un restaurante, una clínica o un gimnasio puede ser una buena opción. Aquí las personas interesadas en acudir a tus instalaciones podrán consultar la disponibilidad en la fecha y horas concretas en la que están interesados. Y si están libres podrán realizar la reserva. Con el formulario de reserva ya no tendrán la necesidad de llamar a tu negocio para preguntar y tendrás todo mejor controlado. Además, puedes incluir la opción de que paguen un módico precio por la reserva para garantizar que esas personas acudirán a la cita.

· Formulario para personas interesadas en trabajar en la empresa

Puede que sea el formulario menos interesante, ya que no es una oportunidad de negocio. Pero cualquier empresa recibe varios currículums a la semana, así que por qué no aprovechar este aspecto para generar tráfico web. 

Sí, en lugar de que las personas envíen sus currículums a través de correo electrónico en la web se puede crear una sección con un formulario con diferentes campos como nombre, apellidos, teléfono, email y un apartado para subir el CV. Así conseguirás que las personas interesadas visiten la web y envíen el currículum a través de esta vía.

Oportunidades extra que ofrecen los formularios 

· Recopila los datos y mantén informados a tus clientes

Una de las principales ventajas que ofrecen los formularios es que los clientes tendrán que incluir sus datos personales. Por lo que puedes guardarlos y crear completas bases de datos de los usuarios. Y posteriormente utilizar las bases de datos para hacer campañas a través de correo electrónico para dar a conocer tus ofertas o promociones. Es una gran ventaja ya que de manera gratuita conseguirás un gran alcance. 

No obstante, en los propios formularios de tu web deberás informar que sus datos pueden ser utilizados posteriormente por la compañía con fines comerciales y ellos deberán aceptar las condiciones. 

También tendrás que tener en cuenta la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPD-GDD) y tenerla en cuenta para evitar problemas legales. Esta ley exige informar a los usuarios de quién está recogiendo los datos, la finalidad, si se van a ceder a terceros y a quién se puede dirigir el usuario para ejercer sus derechos de rectificación, cancelación u oposición. Si no se informa de estas cuestiones la Agencia Española de Protección de Datos puede sancionar con multas que van desde los 900 euros hasta los 40.000. Así que no te olvides de aplicar la LOPD a tu web.  En definitiva, los formularios son una gran oportunidad que ofrece la red tanto para captar clientes como para fidelizarlos. Si dispones de una web comercial y todavía no tienes un formulario ya estás tardando en incluirlo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email