Melina Ruíz

isotipo-highseg

La tecnología ha llegado a nuestros hogares para facilitarnos la vida

La tecnología está revolucionando por completo nuestra forma de vida y nuestra visión del futuro y es que la inmensa cantidad de avances que estamos teniendo en los últimos años está haciendo que cada vez tengamos más fórmulas para automatizar o llevar a cabo una tarea que hasta hace poco tiempo podría llegar a ser, en muchos casos, engorrosa. Así, gracias a los avances de cientos de empresas en todo el mundo, nuestra vida se está volviendo cada vez más cómoda y prueba de ello la tenemos en nuestra forma de comprar. Esto se debe a que hasta hace muy pocos años nuestra forma de comprar pasaba por bajar a las tiendas del barrio y adquirir todo aquello que necesitábamos, mientras que pasados unos años esto se trasladó, en muchos casos, a las grandes superficies comerciales, donde en un único establecimiento encontrábamos todo aquello que queríamos. Sin embargo, en la actualidad ya ni siquiera nos dirigimos a los hipermercados, sino que optamos por hacer la compra a través de internet. De este modo, desde la comodidad de nuestro sofá de casa podemos comprar todo aquello que necesitamos y lo hacemos sabiendo que en un plazo muy breve de tiempo lo tendremos en casa. 

LEER MÁS »

El teletrabajo ha llegado para quedarse

Aunque la modalidad del trabajo a distancia o teletrabajo ya estaba regulada en la legislación de nuestro país, con medidas contempladas por ejemplo, en la Ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral o en el Real Decreto-ley 6/2019, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, entre otras, ha sido el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, el que en plena primera oleada de la pandemia, establece el carácter preferente del trabajo a distancia frente al trabajo presencial en aquellos sectores que puedan adaptarse, llegando a un 30 % de los trabajadores los que utilizaron esta modalidad en España, mientras que las cifras de los países de nuestro entorno como Francia, Portugal o Italia, han aumentado considerablemente por el cierto grado de obligatoriedad o de preferencia del trabajo a distancia frente a otros que le otorgaron sus mandatarios.

LEER MÁS »